Aerotermia, una solución eficiente

Un solo sistema de aerotermia engloba la producción de agua caliente sanitaria, calefacción por suelo radiante o radiadores, y aire acondicionado por conductos o splits de pared. Esto significa que reducimos nuestros pagos de proveedores energéticos a uno, ahorrándonos recibos, mínimos impuestos, revisiones y mantenimientos de otros proveedores como pueda ser el gas o diésel.

Esquema climatizacion edificio

La ventaja principal es su ahorro energético. En comparación con cualquier otro sistema, su consumo es entre 4 y 6 veces inferior. Lo que conlleva una disminución de emisiones de CO2 a una cuarta parte como mínimo y el consiguiente ahorro en la factura eléctrica.

¿Qué es un sistema de aerotermia?

El sistema se basa en utilizar la bomba de calor de un circuito frigorífico para calentar el agua que necesitamos tanto para baños y cocina como para la calefacción.

No necesita mantenimiento como tal, solo en el circuito de climatización se han de limpiar los filtros de aire cada cierto tiempo, como en cualquier otro sistema de aire acondicionado. Las calderas de gas o diésel sí que necesitan revisión anual obligatoria.

Se puede apoyar con una placa solar para aumentar el nivel de ahorro, aunque siempre como apoyo. Solo con placa solar para la producción de agua caliente, en el momento que la placa no está produciendo se pone en marcha una resistencia eléctrica que consume 6 veces más que la aerotermia. Además, las placas solares sí necesitan un mantenimiento periódico en sus circuitos para que su vida útil sea normal, no obligatoria pero sí necesaria.

¿De verdad es todo tan bueno como lo pintan?

Por nuestro compromiso con el medio ambiente, había un aspecto que nos frenaba. Los circuitos frigoríficos utilizaban gases que favorecían el efecto invernadero de la Tierra. En el 2019 se empezó a comercializar el gas R-32 que en su composición es muy similar al butano. Este reduce 14 veces la emisión de gases de efecto nocivo para el planeta y muy bajo potencial de calentamiento atmosférico con respecto a los gases actualmente utilizados y que aumentaban la eficiencia energética de los sistemas. Este cambio al gas R-32 hizo que nos decidiéramos por la aerotermia.

Familia sentada en el suelo con tejado simulando una casa

Conclusión y al fin y al cabo, por qué usamos este sistema

Son evidentes las ventajas de la aerotermia, que está descrita como una fuente de energía renovable junto con la solar y la eólica, basándose en su bajo consumo. Supera cualquier código técnico exigido por los ayuntamientos para la construcción de obra nueva, y se prevé que en breve periodo de tiempo sustituya a la caldera convencional para la obtención de agua caliente.

Por consiguiente, sumando la eficiencia energética de la aerotermia a la eficiencia de nuestro sistema constructivo conseguimos un impacto mínimo sobre nuestro planeta y un ahorro económico significativo para nuestros clientes desde el minuto 1 de entrar en su nueva vivienda.

Añadir un Comentario

Su correo no será publicado. Los campos con * son obligatorios